En la opinión de Alfredo Gonzalez

0

“Entre traidores y cabrones crucifican a México”
Es lamentable que dos sudcalifornianos sean un mal ejemplo para los de la 4T que tienen aspiraciones.
Dios y el humanismo de Robledo Santana


Entre expresiones burdas, entre cabrones y traidores, dos de ellos representantes de B.C.S. en el senado apoyaron la iniciativa de desaparecer los fideicomisos y también el Fonden, aunque en el caso de los primeros don Andrés Manuel dijo que practicaran una auditoria en todos ellos, pero no aclara que habrá de representar el apoyo para el desarrollo de la comunidad.
El senador Ricardo Vásquez en el sentido de haber traicionado al pueblo de Mulege ni siquiera un quejido se le oyó cuando la omnipotencia del señor presidente de la republica a través de sus lacayos salvo honrosas decepciones, por sus calzones se decreto que ya no se entreguen los apoyos del fondo minero sobre todo a municipios que lo necesitaban. Mulege, pierde 170 millones de pesos y como dije, es un pueblo que debería de merecer el respeto de una bola de zánganos que no sienten lo que es bajar a 40 metros con un taparrabo con mas de 45 grados sobre el cuerpo.
Es muy probable que se le declare persona non grata en el municipio de Mulege y eso desde luego ocurrirá si el cabildo así lo decide.
En cuanto a la señora senadora Trasviña, parece ser que se le ha automatizado el vocablo “cabrones”, nos da la impresión de que anda ayuna de causar efectos en quienes escuchan y oyen en las redes las incidencias que se da en estos cuerpos colegiados. Doble vergüenza porque se trata de una dama y que nos rebota a los sudcalifornianos. Fue notorio cuando se puso a votación, voto por voto y al manifestar su opinión sobre el Fonden y los fideicomisos, dio su nombre y dijo “en contra, cabrones”. Esa nos da pena ajena y nos debe convulsionar para ir hacia adelante y seguir luchando porque en las nuevas generaciones lleguen a esos puestos gente leal y no como ese señor que comete una doble traición a la patria chica, pero también para que tengan la capacidad elemental de saber expresarse como gente civilizada. En lo personal no soy ningún espantado. Conozco muchos traidores y traidoras como conozco también hombres leperos y mujeres leperas, pero en un recinto donde un doctor a quienes se les ha maltratado física, moral y económicamente, fue el único que le dijo que clase de sujeto era Victoriano Huerta y el lastimoso que se presenta en estos casos es cuando el senado se convierte en un coliseo romano, pan y circo y las fieras como dijo el poeta: bebiendo sangre humana.
Una cadena de hechos nos sugiere nuestras tempranas reflexiones, algunos presagios. Uno de ellos me asalto cuando observe con sincera tristeza un festejo de la independencia nacional en un zócalo vacío, silencioso, un presidente solitario de los inmensos pasillos del palacio nacional.
Hoy pareciera ser que el senado de la Republica es el desahogo legalizado de un líder de rencores y de minimizaciones de quien debería buscar la acción civilizada y no los desgarramientos. En el caso del Fonden pregúntele a su amigo Leonel Cota Montaño que hizo con un almacén precisamente de Fonden retacado de despensas, catres, cemento, varilla y todo lo que se puede usar después de un siniestro. En eso coincidimos que hay gente sin escrúpulos y que al saber que habría una visita de allá de la selva de asfalto, coincidentemente se “incendio”. Pero no agarre la guadaña y descabece mas de un centenar. Vayan de cuatro cuatro o de cinco en cinco o de dos en dos, quien no salga bien no debe pagar pero no deben hacerlo justo por los pecadores.
En fin, dentro de estos decorados si así se les pudiera llamar se acabo con un “yo mando” y los mozos obedecieron, pasaron a degüello el fondo nacional en caso de desastre y también le da en el centro a una estructura financiera y deberás que nos desconcierta porque como dijo la primer ministro Margarett Thatcher:” el gobierno no tiene dinero, es la administración de los impuestos que paga el pueblo”. No les pertenece, aunque si les corresponde administrar, pero no a costa de ciudades por muchos años destruidas por terremotos, huracanes y todo aquello con lo que la naturaleza nos está dejando mensajes. Acusan de traición y seguramente las hubo y si con esa experiencia ¡Con cien mil de a caballo! Estos resultan peores que nosotros pues como dijeron el sexenio pasado que se vayan los pendejos y regresen los traviesos.
La reflexión de los buenos deseos esta en el sentido de que el sábado debió de haber sido intervenida de su cadera la señora Norma Cecilia Piñeda señora madre de nuestro amigo doctor Marcos Robledo Santana.
Tenemos la certeza de que la presencia de Dios y el humanismo de Robledo Santana habrá dirigido las diestras manos del cirujano. Que así sea.
Apartado especial: lo creíble de lo increíble.
Poco a poco la señora Trasviña senadora de la Republica mujer de todos mis respetos, va logrando sus afanes de hacerse celebre. Su ultima actitud fue la de llamar “cabrones” para concretar su desacuerdo en que no siguieran con vida los fideicomisos y el Fonden. En otra ocasión penetro a la sala de sesiones con feroz pistolón calibre 44 de esas que usaban nuestros abuelos fajada a su cintura, pero el pistolón por delante. Uno de los que se ganan la costilla queriendo deshacer la verdad quisieron hacer un montaje para que pareciera un teléfono celular.
Ojalá que a la señora Trasviña no se le vaya a ocurrir entrar a la sala de sesiones con el avión presidencial.
¡Hay raza, no se aguanta!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here