En la opinión de Alfredo González

0

. 1 La lucha por la libertad.
No. 2 ¿Hemos cumplido con el encargo?
No.3 En el presente, ¿estamos expuestos a caprichos y tropiezos?
No.4 La intervención francesa y la revolución mexicana ya al desnudo dieron sorpresas.
Reflexión.
Las luchas por la libertad, su espíritu original es respetable. En 1862 y posteriormente en 1847, cuando un cuerpo de jóvenes del colegio militar en Chapultepec entregaron su vida porque consideraron tanto que su bandera como su plantel eran símbolos de la patria.
En 1862 hay otra historia: en la expresión de Ignacio Zaragoza cuando rindió el parte a don Benito Juárez le comunicaba: las armas nacionales se han cubierto de gloria.


Sin embargo avanzado el siglo XVlll el mismo ejercito republicano persiguió y acoso a la nación yaqui quienes desde luego se defendieron de una injusticia porque los hombres del Vacatete eran rudos de pelar. En Guaymas Sonora, cuyo nombre por aquella época era puerto yaqui lideraros por el caudillo Cajeme cuyo nombre era José María Leyva. Es conocido que la guerra del yaqui duro casi los 20 años. Insistimos cuando la segunda intervención francesa los mismos hombres del noroeste ayudaron a los republicanos quienes le pagaron después queriéndoles implantar el coloniaje y todavía ya Porfirio Díaz antes republicano se había convertido en un dictador.


Al inicio de la guerra yaqui, ellos contaban con una población de 40 mil habitantes, al término de esta irónica situación la población había diezmado y fue el etnocidio más grande de la historia, murieron 20 mil yaquis.


100 años más tarde la nación exige cambios, pero cambios congruentes. Había un ejército viciado, un campesinado incomprendido y una manipulación de la ley a favores de señores de horca y cuchillo. Ahí vamos otra vez. No era posible que la educación alcanzara los niveles que debemos reconocer, no existía el disfrute de una plena libertad. Los hacendados dueños de horca y cuchillo exigían a las parejas jóvenes de campesinos lo llamado “derecho a la pernada”. Por eso surgen nombres como el mismo Carranza, por un pequeño pecadillo que tiene por ahí, un infeliz como Guajardo, y varios, porque también tenemos que reconocerlo, hemos sido mercenarios y autores de crímenes de estado, de retrasos, de imposiciones estúpidas y llego uno muy atrás, Antonio López de Santana que grabo un impuesto por respirar ya que se cobraba por cada ventana y puerta que hay por las casas. No había otro camino.
Reanudamos el andar, con todo el sendero sangriento que íbamos dejando atrás. Pero seguimos con las espaldas flageladas. Frases rimbombantes que se pusieron en boga: moral revolucionaria. “defenderé el peso como un perro”, que por cierto, en un viaje que hizo a Paris se encontró con un grupo de compatriotas y cuando lo vieron le empezaron a saludar con ¡gua, gua gua!


Hay otro muy popular que cayó en un populacherismo ramplón: “te conozco mosco”, “me canso ganso” y otras también de menor aceptación por lo burdo. Se confunde la semántica y la exactitud de las efemérides, se compara a doña Leona Vicario con el pillo de pio.
Hoy que recordamos la independencia, observamos la economía, el desempleo, la salud, y quienes desembolsamos un billete de 500 pesos se disuelve en tres o cuatro cosas que no son satisfactores efectivos.
No sabemos si gritar: “Viva México” o mejor “¡Cuidado México!”
Reflexión: se entiende por libertar como un estado o condición de la persona que es libre, que no está en la cárcel ni sometida a la voluntad de otro, ni está constreñida por una obligación, deber y disciplina. (Traducción literal. Wikipedia) será una noche inolvidable. ¿Qué se va a enseñar? ¿Una estadística con 70 mil compatriotas que cayeron por la pandemia? Debemos vitorear a nuestros héroes dentro de nuestro corazón, pero no conpulsionar un acto que ni siquiera observara la regla elemental de las sanas distancias, los protagonistas centrales estarán viendo como siempre de arriba hacia abajo y el espíritu que les anima es únicamente demostrar que en este país nomas sus chicharrones truenan tenga o no tenga la razón y ahí nos convenceremos que estamos frente a un demócrata o revolucionario, sino a un autócrata que de pronto lo cambio la silla del águila.


Esperemos que no haya ni contagios ni disfraces verbales para ocultar los males que padecemos.


Se observa un pueblo contrito.
Sobre problemas presentes.
Porque existe un presidente (Que traza anarquía judicial)
Para aplicar la ley por plebiscito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here