Agronomía y ciencia

0
Agronomía y ciencia
Agronomía y ciencia


Agronomía y ciencia
Biología molecular de las plantas
Por: Víctor Javier Martínez

Por: Víctor Javier Martínez

El científico más destacado en la ciencia de la agronomía José Alonso,
originario de España nos tiene noticias en cuanto a la ciencia en el ramo de la biología
molecular de las plantas.

En una de sus conferencias inicia platicando nos de la siguiente forma;
“La investigación básica realiza descubrimientos importantes que después mejoran la
agricultura”.

José Alonso, investigador de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos).
. “Para entender cómo funcionan las plantas una de las aproximaciones que más se utilizan es
eliminar un gen y ver qué le pasa. Nosotros hicimos esto sistemáticamente en Arabidopsis
thaliana con cada uno de sus genes y así creamos una colección que está disponible para todo
el mundo”, afirma.

Por otra parte, José Alonso ha centrado sus estudios en los últimos años en las hormonas
vegetales. “Tanto en plantas como en animales y humanos las hormonas son moléculas que
tienen un papel regulador muy importante, por ejemplo, en humanos la insulina regula los
niveles de azúcar en la sangre”, comenta. En las plantas sucede lo mismo. Por ejemplo, “el
etileno es la hormona característica de la maduración, si los tomates no la tienen, no maduran”.

No obstante, para todos los procesos son muy importantes las interacciones que se producen
entre distintas hormonas, así que su grupo de investigación analiza lo que ocurre con el etileno
y las auxinas, otras moléculas que tienen múltiples funciones. Tras 10 años de investigaciones,
“tenemos una idea bastante clara de cómo se producen las auxinas en las plantas”, asegura.
En definitiva, “no trabajamos con la idea de aplicar inmediatamente lo que hacemos a la
agricultura, tiene que haber investigación básica, porque ahí es donde se producen los
descubrimientos más importantes”.

Por otra parte la investigadora científica Salomé Prat, del Centro Nacional de Biotecnología del
CSIC. Sus investigaciones pueden ampliar las zonas de cultivo de los tubérculos.
Su visión mesiánica acerca de los tubérculos es que éstos puedan desarrollarse en zonas
cálidas.

“Al vivir fijas en el suelo, las plantas necesitan adaptarse al paso de las estaciones del año.
Miden la luz y la temperatura e interpretar en qué época del año están, por eso en ciertas
latitudes, hay plantas que no producen”, comenta.

Es el caso de la patata, que necesita climas fríos. En el momento oportuno, envía señales a los
tallos subterráneos para la producción del tubérculo. “Hemos visto cuál es la señal que
determina esa producción y que las altas temperaturas la inhiben, pero si la sobreexpresamos,
tenemos plantas que pueden formar tubérculos en climas cálidos y eso es muy importante para
extender el área de cultivo y generar variedades que se puedan cultivar en zonas cálidas, como
el sur de la India, China y África”.

El proceso por el que la patata forma bajo la tierra ese “órgano de reserva” que nos sirve de
alimento es similar al de otras plantas, como la zanahoria, la remolacha y una especialmente
destacada: la yuca. “En África es muy importante para la dieta, así que la Fundación Bill y
Melinda Gates quiere mejorar este cultivo para aumentar el nivel socioeconómico de muchas
familias africanas”, destaca.

El futuro de la economía en manos del hombre a través de la ciencia está tratando de mejorar
los productos del campo para darle vida a la humanidad los patrocinios mundiales para hacer este trabajo de transformación genética están al rededor del mundo trabajando en este sentido.

Aunque no podemos olvidar los riesgos que existen en el cambio molecular de las plantas
cómo lo sucedido en tiempos antiguos en Suramérica hubo una gran erosión de tierra por
causa del cambio genético de algunas plantas cultivables del área que absorbieron toda la
fuerza de la Tierra y proveyeron solamente productos insulsos y raquíticos La demanda de los agricultores a los laboratorios internacionales de los granos transgénicos siguen en pie hasta el día de hoy.

Y usted qué opina querido lector acerca de los cambios transgénicos para el beneficio de la
humanidad.

¿Realmente nos traigan un gran beneficio o nos causarán un gran daño?
¡Hasta siempre!

Gracias por leer Agronomía y ciencia.

Ir a página de Inicio

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here