Joe Horn culpable de defraudar el programa médico de la NFL

0
284

Marina Galván Ponce y Mauricio Esquivel Rogel ya están con sus familias, luego de ser reportados como desaparecidos desde el viernes pasado.

Marina Galván Ponce y Mauricio Esquivel Rogel, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), fueron encontrados con vida y ya están en su hogar, informó el vocero de seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia.

El portavoz de la Coordinación para la Construcción de la Paz indicó que las autoridades ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE) ya investigan las causas de su desaparición de los jóvenes.

Añadió que la Fiscalía General del Estado informó que mediante una llamada se confirmó que fueron localizados Marina Galván Ponce y Mauricio Esquivel Rogel denunciados como desaparecidos desde el pasado viernes cuando se dirigían a Zihuatanejo, Guerrero.

“El padre de una de las personas que habían sido denunciados como desaparecidos estableció contacto con la Fiscalía General del Estado e informó lo anterior”, se señala en el comunicado.

Álvarez Heredia apuntó que los jóvenes estudiantes del IPN regresaron con su familia y se encuentran en buen estado de salud física.

Previamente, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, informó que se había implementado un operativo de búsqueda para localizarlos.

El ex receptor New Orleans Saints Joe Horn, se declaró culpable el jueves en la corte por conspiración para cometer fraude como parte de una petición de acuerdo relacionada con una investigación federal a un grupo de ex jugadores de la NFL acusados de defraudar el programa de salud de la liga.

Horn es uno de los 12 jugadores nombrados por el Departamento de Justicia la semana pasada por presuntamente presentar casi $4 millones de dólares en reclamos falsos, llevando a pagos por 3.4 millones entre junio de 2017 y diciembre de 2018.

Horn será sentenciado en abril. Pese a que está sujeto a un máximo de 10 años de prisión, su cooperación le dejaría una condena menor.

El ex Saints firmó un documento confirmando que acordó con “ex jugadores de la NFL Tamarick Vanover, Donald (Reche) Caldwell y otros para presentar falsos y fraudulentos reclamos a la Gene Upshaw NFL Player Health Reimbursement Account Plan, buscando reembolsos por equipos médicos de alto valor que realmente nunca se proporcionaron.

Diez jugadores fueron acusados la semana pasada: Vanover, Clinton Portis, Robert McCune, John Eubanks, Carlos Rogers, Ceandris Brown, James Butler, Fredrick Bennett, Correll Buckhalter y Etric Pruitt. El Departamento de Justicia también anunció que intentarían cargos contra Horn y Caldwell.

La fiscalía alega que los líderes del círculo, McCune y Buckhalter, reclutarían a ex jugadors ofreciéndoles presentar reclamos falsos. Los cabecillas exigirían miles de dólares en sobornos por cada reclamo falso, alegan los fiscales.

SELECCIONES EDITORIALES
Detienen a defensivo de Steelers por amenazas terroristas
Al Woods, de Seahawks, suspendido cuatro partidos
Realizan tatuaje de la pelea entre Mason Rudolph y Myles Garrett
Según las acusaciones, los jugadores hicieron reclamos por equipos médicos de alto valor, como cámaras de oxígeno hiperbárico, máquinas de crioterapia, máquinas de ultrasonido y dispositivos de terapia electromagnética, que no se compraron ni se recibieron. El reclamo típico era de 40 mil a 50 mil dólares.

“Diez ex jugadores de la NFL presuntamente cometieron un fraude descarado y multimillonario en el plan de atención médica destinado a ayudar a sus ex compañeros y otros retirados a pagar legítimos pagos fuera de los bolsillos del plan médico”, dijo el asistente del fiscal, Brian Benczkowski. “Las acusaciones de hoy subrayan que, sea quien sea, si saquea los programas de atención médica para cubrir sus propios bolsillos, el Departamento de Justicia lo tomará en cuenta”.

Los sospechosos están acusados de fabricar cartas para solicitar el equipo, fabricar receta y falsas facturas de compañías de equipos médicos en un esfuerzo por probar el material comprado, según documentos judiciales. En realidad, nunca compraron ni recibieron nada, apuntaron los fiscales.

Los investigadores creen que los acusados falsificaron las recetas y las cartas de autorización, y no descubrieron evidencia de que algún médico fuera cómplice del plan, dijo Benczkowski.

Después de que se presentaron los reclamos falsos, los ex jugadores recibirían cheques de reembolso y pagarían un soborno a los cabecillas y reclutadores, según los cargos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here